La importancia de cerrar ciclos psicológicos

por | Dic 14, 2021 | Estilo de vida, Salud

Cuando se acerca fin de año, solemos hacer un balance acerca de lo vivido: nuestros aciertos y fracasos. Sin embargo, en ocasiones, arrastramos, año tras año, dolores, frustraciones o situaciones ya concluidas por no saber o no querer concluir eventos del pasado. De ahí la importancia de cerrar ciclos psicológicos.

Cerrar cuentas o ciclos implica dejar atrás situaciones que ya no están en nuestro presente: relaciones anteriores, pérdidas físicas o amorosas, trabajos, situaciones del pasado que te quitan paz. Es avanzar para evitar seguir rumiando y dándole vueltas a situaciones que ya pasaron. Es darles punto final a estas más allá de los aprendizajes vividos.

¿Cómo saber que debemos dejar atrás una situación?

“Si el pasado no nos deja vivir con paz, si dejamos de hacer algo por no haber perdonado adecuadamente o por seguir enganchados en emociones negativas que no son funcionales ni útiles en el momento presente, en cualquiera de esos casos, estamos frente a una situación que necesita ser cerrada”, explica el psicólogo César Yacsirk.

¿Cómo cerrar un ciclo?

Si crees que necesitas cerrar un ciclo en tu vida, existen maneras para hacerlo:

  • Recuerda: Hay que recordar todo lo que hemos vivido. Aunque no todo haya sido malo, recordar los aspectos negativos nos permite mantenernos firmes y no volver a caer en el pasado.
  • Perdónate: Debes aprender a ser empático contigo mismo, así como con los demás. Perdónate por las cosas que hiciste mal y deja ir todas aquellas culpas de cosas que no te corresponden. 
  • Perdona: Trata de comprender a la persona que te lastimó y perdónala por haberlo hecho. Suelta todo rencor que sientes hacia ella.
  • Ríndete: A veces las cosas suceden de una manera porque así era lo mejor. No tiene lógica y tal vez no sea justo, así que solo te queda aprender de la situación, soltar y seguir tu camino.
  • Acepta: Hay cosas que no podemos controlar y mucho menos cambiar. Intentarlo solo crea frustración. Aceptar que las cosas sucedieron así y no hay vuelta atrás es muy importante para cerrar el ciclo.
  • Vívelo: Date la oportunidad de vivir cada etapa al máximo, deja que tus emociones fluyan, no las detengas. Vacíate y acepta que estás en una situación de duelo. Recuerda que a veces se gana más cuando se pierde. Al terminar, verás que cerrar el ciclo era mucho más sencillo de lo que pensabas.

“Todas las cosas buenas y malas que nos tocan son procesos que debemos cerrar permanentemente. La rabia respecto a eventos no cerrados no contribuye en nada a nuestro bienestar. De hecho, muchas de tales emociones negativas nos conducen enfermedades que podemos evitar”, comenta Yacsirk, quien exhorta a hacer un adecuado cierre y una correcta reconciliación con el pasado para dejar atrás lo que nos hace daño y aquellas situaciones que ya no están presentes en nuestra vida.

Si deseas conocer más sobre este tema, visita: www.medicosvenezolanosonline.com

Redes sociales: @TuclinicaMVO, en Instagram.

 

Nota de prensa

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.