No se debe extraer ningún órgano pélvico femenino sin un criterio definido

por | May 10, 2022 | Comunidad, Salud

La ciencia avanza a pasos agigantados. En medicina, disponemos de muchos avances tecnológicos. Pero, lamentablemente, la resección injustificada de órganos pélvicos sigue siendo muy frecuente, aun y cuando existen distintas técnicas quirúrgicas para preservarlos.

En distintas patologías ginecológicas pueden verse afectados los órganos pélvicos: vejiga, útero, cuello uterino, ovarios, trompas de Falopio, vagina, nervios, circulación (vasos sanguíneos) e inclusive el intestino. No obstante, eso no significa que sea exclusivamente necesaria su extracción o resección (menos si no se tienen criterios bien definidos), aun y cuando estén muy comprometidos.

El doctor Jesús Castellano, ginecólogo especialista en Cirugía de Mínima Invasión, comenta que “la práctica injustificada de extracción, extirpación o resección de órganos pélvicos lamentablemente es más común de lo que debería ser. La medicina y sus tecnologías se han abocado a tratar las patologías pélvicas con cirugía de mínimo acceso, logrando que la mayoría de los órganos sean conservados, aun y cuando estén muy comprometidos”.

En Venezuela, la extracción injustificada total o parcial de los ovarios, de una trompa o del mismo útero sigue siendo un motivo muy frecuente en consulta. Es aquí cuando la necesidad de educar a las mujeres con información certera de estos procedimientos cobra importancia.

 

¿Qué efectos secundarios tiene?

Se pueden generar sentimientos de shock, depresión, disminución de la autoestima y/o ansiedad. La privación de uno de estos órganos influye, por ejemplo, en el deseo de fertilidad. Por otro lado, también tiene una fuerte incidencia a nivel hormonal y sexual. Puede desencadenar, por ejemplo, sequedad vaginal.

“Las mujeres necesitan sus órganos pélvicos. Cada uno está dispuesto para una función específica, [sea] a nivel hormonal, reproductivo, sexual y de función propia del resto del organismo. Entonces, ¿por qué extraerlos, por qué es la única solución que conocen? No pasa lo mismo con los testículos, próstata, por ejemplo. Entonces, ¿para qué sacrificar un órgano pélvico si es posible preservarlo?”, se pregunta el doctor Castellano.

No se debe seguir normalizando esta práctica. Hay ginecólogos preparados para lograr preservar los órganos pélvicos siempre que se pueda. No por presentar miomas, endometriosis, o alguna otra patología ginecológica que los comprometa, la paciente debe privarse de conservarlos.

Para conocer más sobre este y otros temas de interés, visiten las redes sociales del doctor Castellano: @drjesuscastellano.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.