Un repaso de salud

por | Dic 10, 2021 | Comunidad, Salud

La próxima entrada del 2022 y la llegada de la vacuna contra el COVID-19 abrieron una puerta a la esperanza hacia una nueva normalidad. Sin embargo, aún parece que tardará al menos unos cuantos meses. Por ello, es muy importante que no bajemos la guardia y sigamos cuidándonos.

Uno de los principales problemas que ha traído la pandemia es que ha centralizado la atención en salud. Todo gira -y con razón- alrededor del coronavirus. Esto ha hecho que se aplacen muchas visitas de control y pruebas médicas que, al no ser urgentes, hemos ido posponiendo. 

Pero ya es hora de retomar controles y consultas de pesquisa. Porque, como en el caso de la citología y mamografía anuales, ayudan al diagnóstico temprano, que es vital para el tratamiento oportuno y curación en la mayoría de los casos.

Algunas recomendaciones para este 2022

La ginecobstetra Carmen Mantellini nos explica las recomendaciones más importantes para tomar en cuenta durante el venidero inicio de año:

  1. Ponte al día con tu método anticonceptivo: sea oral con todas sus opciones, la minipíldora que no contiene estrógenos, los implantes, inyecciones o el DIU (sea de cobre o de hormona). Si no te sientes a gusto con el que usas, si quieres iniciar uno por primera vez, si ya cumpliste 35 años, o fumas, es importante revisarlo y conversar en consulta. 
  2. Recuerda tu mamografía anual. En Venezuela, la recomendación es iniciarla a partir de los 35 años de edad y evaluarla en conjunto con tu ginecólogo de confianza en la consulta para determinar, de acuerdo a tu riesgo personal y familiar, cada cuánto debes regresar a control.
  3. Hidrátate bien cada día. Usualmente recomendamos hasta 2 litros diarios, porque el agua es un elemento que el cuerpo no puede almacenar ni reponer. Sin embargo, la cantidad dependerá de tus actividades y requerimientos cotidianos. Muy importante (y que funciona para todas) es asegurarte de que tus orinas estén siempre claras.
  4. Mantén tu suelo pélvico en buena forma. Son unos músculos que tapizan la parte inferior de la pelvis y que colaboran en el sostén y mantenimiento de la posición adecuada de los órganos que ahí se encuentran. 
  5. Si estás por cumplir o ya has cumplido 50 años, presta atención a tus huesos. Con el pasar de los años, disminuye la masa ósea y aumenta la fragilidad de los huesos, lo que nos pone en riesgo de sufrir una fractura ante una caída.
  6. Dedica al menos 30-45 minutos diarios a hacer algo de ejercicio. Elige un deporte o actividad que te guste, para que no dé flojera y puedas practicarlo con regularidad. Precisamente, lo que importa es evitar el sedentarismo y seguir una rutina. Es mejor caminar cada día 30 minutos que hacer una excursión de cinco horas el fin de semana. La natación es otro de los más completos. Hacer estiramientos o pilates también es importante para mantener la flexibilidad de las articulaciones. 
  7. Mímate durante la menopausia. Es una etapa muy buena para dedicarle más tiempo, tener una actitud más centrada en una misma y en el presente. Hay que aprovecharla para revitalizar la vida de pareja -si se tiene- o social y las relaciones con los amigos. Cuida tu dieta y tus hábitos incluso antes de notar los primeros síntomas, mantente en tu peso, haz deporte y consulta cualquier irregularidad. Solo un 20% de nosotras va a requerir terapia hormonal para contrarrestar sus síntomas.
  8. Sigue una dieta equilibrada y asegúrate de que incluya un buen aporte de fibra y de ácidos grasos omega 3. Consulta a un nutricionista para que compruebe si tu alimentación se ajusta a tus necesidades y cerciórate de que incluya un buen aporte de fibra y de que sea baja en comidas ultra refinadas. Opta por los alimentos preparados en casa.
  9. No descuides tu salud sexual. La falta de lubricación o de deseo, sentir dolor en el momento de la penetración, los cambios en la zona vaginal asociados a la menopausia o la falta de tono muscular en la zona vaginal tras el parto son algunos problemas frecuentes que se deben consultar y se pueden tratar. 
  10. Si te has expuesto a alguna relación de riesgo, es importante que te hagas una revisión para comprobar que no tienes ninguna infección de transmisión sexual y evitar adicionalmente un embarazo no planificado. 
  11. Protégete frente al Virus del Papiloma Humano (VPH). A partir de los 21 años, es importante realizar una citología de forma periódica. Este chequeo requiere la toma de una muestra de células y es la forma más eficaz de diagnosticar de forma precoz un cáncer de cuello de útero o sus lesiones precursoras. Si no te has vacunado frente al virus del papiloma humano, que es el causante mayoritario de estas lesiones, la consulta es un buen momento para aclarar todas tus dudas.
  12. No pases por alto las alteraciones en el ciclo menstrual. Si la menstruación te provoca dolor, sangrado excesivo, tienes desajustes o tus reglas duran más o menos de lo normal, consulta a tu ginecóloga. A veces no concedemos importancia a este tipo de alteraciones, pero pueden ser un signo indicativo de algún trastorno hormonal, un mioma u otros problemas que es importante diagnosticar.

Puedes conseguir mayor información sobre este tema a través de las redes sociales de la doctora Mantellini: @dramantellini

 

Nota de prensa

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.